Nutrición: las ensaladas del grupo de achicoria son ideales en invierno

Nutrición: las ensaladas del grupo de achicoria son ideales en invierno

Nutrición saludable en invierno: ensaladas de achicoria con un alto contenido de nutrientes
La ensalada es deliciosa en todas las estaciones; sin embargo, en la estación fría es preferible usar variedades típicas de invierno. Esto es recomendado por la ayuda del servicio de información al consumidor. La endibia, la achicoria y la achicoria pertenecen a la llamada familia de la achicoria, que los grados negativos fríos y leves no pueden hacer. Como resultado, tienen un mayor contenido de nutrientes que las hojas o la lechuga, y todas las variedades también contienen la amargura Intybin, que entre otras cosas se considera que promueve el metabolismo y estimula el jugo gástrico.

Más vitaminas y minerales que en las ensaladas de hojas.
La mayoría de los tipos de lechuga se pueden dividir en dos grupos botánicos: el cos y la familia de achicoria. Los primeros liberan un líquido lechoso cuando se cortan y contienen poco amargor, los representantes conocidos son, p. Cabeza, iceberg y lechuga romana. Las variedades de achicoria, por otro lado, contienen más sustancias amargas, son más ricas en vitaminas y minerales valiosos (por ejemplo, potasio, hierro) y contienen menos nitrato. Esto se debe a que las ensaladas del grupo de achicoria toleran bien las heladas frías y ligeras y, por lo tanto, todavía se pueden cosechar al aire libre a fines de otoño, explica la ayuda del servicio de información al consumidor.

El clásico entre las plantas de achicoria es la achicoria, cuyo nombre se deriva del nombre botánico de la achicoria "Cichorium". Otras variedades conocidas en este grupo son la endibia y la achicoria. Otra ventaja de las ensaladas de invierno es que la ayuda tiene una vida útil más larga en comparación con las ensaladas de lechuga y hojas gracias a su textura más firme. Radicchio se mantiene en el refrigerador hasta por dos semanas, la mejor manera de envolverlo en papel.

Las ensaladas de invierno también son adecuadas para platos calientes.
En general, la ensalada de invierno se debe consumir lo antes posible, ya que con el tiempo pierde vitaminas y otros ingredientes valiosos. Para preparar la ensalada, es aconsejable quitar el tallo, así como las hojas externas y las costillas gruesas, ya que aquí es donde se encuentran la mayoría de las sustancias amargas y la mayor proporción de nitrato. Las variedades del grupo de achicoria también se pueden usar para platos calientes debido a su sabor más fuerte y su sabor particularmente bueno cuando se visten con aderezos agrios. (No)

Autor y fuente de información



Vídeo: EFECTOS DE LOS ALIMENTOS: yin y yang en alimentación